martes, 9 de diciembre de 2008

Aprendiendo a comer


Alimentarse adecuadamente es uno de los métodos más fiables para proteger y mejorar nuestro estado de salud. Actualmente vivimos en una sociedad privilegiada por la gran abundancia de alimentos, sin embargo, paradójicamente nos encontramos también con el problema de la elección de los alimentos adecuados para nuestra dieta.

Como primer punto condicionante para lograr una alimentación sana, nuestra dieta debe ser variada y que incluya alimentos de los diferentes grupos.

Carbohidratos como el arroz, pastas, pan integral, leguminosas como frijoles, vegetales, se recomiendan frutas con cascara comestible como la manzana o guayaba para aprovechar la fibra que contienen, carnes magras o bajas en grasa como el pescado, lácteos y quesos blancos, y grasas, preferiblemente aceites vegetales.

El corazón, los músculos, el sistema nervioso o el desarrollo de actividad física necesitan de un aporte continuo de energía para su adecuado funcionamiento, la cual obtenemos de los alimentos en forma de calorías.

Por ejemplo, dos cucharaditas de aceite vegetal nos brindan unas 90 calorías, así como una fruta mediana unas 60 calorías.

Lo importante es determinar un adecuado balance energético en la dieta, moderando el consumo de calorías para mantener el peso saludable y equilibrando la ingesta de alimentos, con lo que se gastan calorías, mediante la realización de actividad física o deporte.

De esta forma, se puede contribuir a prevenir enfermedades asociadas como la obesidad, la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, entre otras.

Otro punto importante de mencionar es la actividad física pues, generalmente, las personas que se mantienen activas tienen menor riesgo de sufrir enfermedades degenerativas, especialmente padecimientos cardiovasculares, hipertensión, infarto cerebral, osteoporosis, etc. Además, esta población controla mejor la ansiedad, el estrés y poseen mayor autoestima.

La actividad física en cualquier intensidad facilita el gasto de energía y, por tanto, ayuda a la dieta en la reducción de peso. Además, contribuye a mantener o aumentar la masa muscular si se realiza un adecuado aporte de carbohidratos, por medio de la dieta, la cual, la encontramos en arroz, pastas, leguminosas, frutas y lácteos.

Se recomienda realizar entre 30 y 60 minutos diarios de algún tipo de actividad aeróbica como el ciclismo, de intensidad moderada que ayuda a quemar una mayor cantidad de grasa.
Hay que buscar actividades físicas que resulten agradables y que se puedan hacer a diario, por ejemplo, pasear a paso veloz o usar la escalera en vez del ascensor.

Otro constituyente importante en la dieta es un adecuado consumo de agua al día (8 a 10 vasos diarios), pues no aporta calorías, pero se considera un nutriente, por los beneficios que aporta a la salud como regulador de temperatura, medio para la eliminación de desechos y transportador de nutrimentos a todo el cuerpo.

La habilidad para elegir una dieta equilibrada es algo que se aprende con el tiempo, además, la población está cada vez más sensibilizada frente a la necesidad y el deseo de mantener y/o mejorar su estado de salud nutricional.

Con fuerza de voluntad, apoyo familiar y educación nutricional por parte de un profesional, se puede, fácilmente, obtener la meta deseada.

Por Angie Tello
Nutricionista
(506)8868-3980
tello.nutricion@gmail.com

4 comentarios saludables:

©hannibal dijo...

Yo tengo pésima alimentación.. pero lo que se llama pésima.

Ironico no?..

cuando uno es el que alimenta el alma humana.

saludos
hannibal

©hannibal dijo...

Te invito a que visites mi blog y te identifiques (si deseas) con un poco de poesía.
Una distinta, una sin prejuicios.

saludos
hannibal

Angie Tello B. dijo...

Es ironico en cierta manera, pero bueno hay que tambien aprender a alimentar el alma como dices.

Alivalle dijo...

Hola Angie! gracias por pasarte por mi blog. considero el tuyo muy interesante. Hace tan sólo unos 6 meses que decidi cambiar mi estilo de vida, procurando una alimentación correcta, sana y equilibrada e incorporando el ejercicio a mi vida diaria y procurar alimentarme correctamente. Y sin hacer dieta especifica de adelgazamiento, he bahado mas de 20 kilos, y poco a poco estoy encontrando de nuevo la forma razonable de mi cuerpo, y lo que creo más importante, tambien con ello ha mejorado mi mente y mi alma, que mucha gente no nos damos cuenta, pero lo que comemos, alimenta a nuestro cuerpo, si, pero tambien nuestra mente y espíritu, y ahora tengo la mente mas positiva, y mi alma está plena. Hay ue cuidar nuestro cuerpo.
Un saludo y te pondré en mi lista de blogs interesantes y enriquecedores.

Publicar un comentario

Preguntas o Comentarios saludables....